El Padre Emiliano Tardif (Jun 6 1928 - Jun 9 1999).

Los Dominicanos nos sentimos eternamente agradecidos por la labor realizada por el Padre Emiliano Tardif. A continuación presentamos varios links y fotos en su honor.

FRANCISCO I
El papa recordó al padre Emiliano Tardiff al saludar a la primera dama dominicana
Cuando Candy Montilla de Medina se identifico ante el nuevo Papa Francisco, éste le respondió “La tierra del padre Emiliano Tardiff”

Santo Domingo
La primera dama dominicana Candy Montilla de Medina vivió una gran emoción hoy al saludar al Papa Francisco tras la ceremonia de entronización del nuevo cabeza de la Iglesia Católica en el Vaticano.

Según narró en una intervención radial el periodista Rafael Ovalles, quien viajó a Roma junto a la esposa del presidente, cuando Montilla de Medina se identificó ante Francisco, éste le respondió  “La tierra del padre Emiliano Tardiff” y ella le confirmó, “Si, padre, la tierra de Emiliano Tardiff”.

Ovalles dijo que la referencia fue muy especial  para  la primera dama porque fue a través del padre Emiliano Tardiff que ella se acerco a la iglesia Católica a la cual pertenece desde hace 15 años.

Según lo indica el protocolo, la primera  dama asistió a la audiencia con un vestido negro, con el largo por debajo de las rodillas, y una mantilla también negra. 


Cinco años de la partida de Emiliano Tardif 

Domingo 6 de junio del 2004
Su legado sigue en la memoria de los dominicanos
Por Darío Taveras (msc) / El Caribe

Nació hace 76 años. Tenía 71 cuando murió, el 8 de junio de 1999. Nacido y formado en Canadá, con 43 años de intensa vida misionera en el país, el padre Emiliano Tardif murió cerca de Córdoba, Argentina.

Una emotiva fiesta de cumpleaños en Santo Domingo, un largo viaje al Cono Sur con escala en Miami y el inicio de un retiro de 240 sacerdotes fueron los tres últimos actos de su vida en esta tierra.

Su inesperado fallecimiento conmovió al país y a buena parte del mundo católico. Se nos ha ido en olor de santidad y en olor de multitudes, exclamó monseñor José Francisco Arnaiz.

Consideramos al padre Emiliano como uno de los grandes hombres de la Iglesia de estas últimas décadas, declaró el entonces Arzobispo de Santiago, monseñor Flores. Excelente sacerdote, evangelizador, misionero y taumaturgo, así lo describió monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

De gigantesca figura que nos hizo sentirnos amigos lo calificó el padre Víctor Masalles, rector del Seminario Santo Tomás de Aquino.

El padre Ramiro Cantalamessa, predicador de la casa pontificia en el Vaticano, escribió: He tenido varias veces la dicha de ejercer mi ministerio junto con el padre Emiliano Tardif, de quien he admirado siempre, sobre todo, su sencillez de corazón; el padre Emiliano no se consideraba un santo ni un taumaturgo, sino simplemente uno que había recibido un carisma y lo ejercía ‘para utilidad de todos’.

Me uno al grupo de aquellos que agradecen a Dios por su vida, y se alegran al pensar que este siervo fiel está ahora en la alegría del Señor.

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, que lo conoció muy bien, dijo ante su féretro: Siempre lo vi como el sacerdote y misionero realmente consciente de su propia vocación. Emiliano era un hombre virtuoso, sencillo, muy amable, profundamente humilde. Me atrevo a asegurar que ha sido uno de los sacerdotes más queridos. Amado de Dios y de los hombres, su memoria es una bendición.

Lustro. El padre Emiliano Tardif dio el salto definitivo hace cinco años. Fue un hombre de su tiempo con un perfil de persona accesible.

El Emiliano espiritual y carismático no se despegaba fácilmente de la tierra; al hombre espiritual le gustaban los helados, viajar, contar un chiste, tenía muchos amigos y quería entrañablemente a su familia.

Obstáculos

El padre Emiliano hubiera sentido hondamente el drama de Jimaní. Se hubiera alegrado con los que sobrevivieron agarrados a un árbol, habría saltado de gozo ante la generosidad y el trabajo de tantas personas y se habría avergonzado y entristecido con el trato irrespetuoso y brutal dado a los restos de las víctimas, expuestas en los medios de comunicación del mundo entero.

Como burrito, llevó a Jesús vivo por todas partes, siguiendo los pasos de su Fundador, el Padre Julio Chevalier, para quien cuando Dios quiere una obra, los obstáculos son medios. Así pensaba el padre y así desarrolló su evangelio.

Aniversario luctuoso de un padre querido

Emiliano Tardif murío el 8 de junio de 1999, en Argentina, sumamente contento y en paz, horas después de cantar suavemente qué detalle, Señor has, tenido conmigo en el momento de la misa en la capilla de la Anunciación el 6 de junio de 1999. Las dificultades no le abatieron, los elogios no lo hincharon, los éxitos no le embriagaron, los bienes de este mundo no lo distrajeron ni encadenaron. Sigue descansando en paz padre Emiliano y esta vez, ora por las víctimas, por los atribulados y por los heridos de Jimaní. Sobre todo, ora por los niños.



Padre Emiliano Tardif, MSC (1928-1999)

Oración por los enfermos de P. Emiliano Tardif

Padre Emiliano Tardif por Angel Segura.

Oración de Navidad.


DUELO NACIONAL DOMINICANO POR PADRE TARDIF SANTO DOMINGO, 12 Junio 1999 (ACI).- El Presidente Leonel Fernández decretó ayer día de duelo nacional por la llegada al país de los restos mortales del Padre Emiliano Tardiff, fallecido a principios de esta semana en Argentina. El presidente Fernández destacó que "el fallecimiento del padre Emiliano Tardiff es una sensible pérdida que embarga a los dominicanos, entre quienes dio muestras de alta sensibilidad, profunda vocación pastoral y solidaridad auténticamente cristiana". El Padre Emiliano Tardif falleció el martes pasado como consecuencia de un paro cardíaco en la localidad de San Antonio de Arredondo, provincia de Córdova, Argentina. Un día antes, el religioso había empezado a predicar un retiro que reunía a 250 sacerdotes. En compañía de compañeros y amigos de la congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC), el domingo último el Padre Tardif celebró su cumpleaños número 71, en la Casa de la Anunciación, en Santo Domingo. La celebración consistió en una Eucaristía presidida por el Padre Provincial de Emiliano y en una comida compartida por todos las asistentes. El Padre Emiliano Tardif nació y fue bautizado el 6 de junio de 1928 en la localidad de San Zacarías, Canadá. Realizó sus estudios primarios en su pueblo natal y los secundarios en el Seminario Menor que los Misioneros del Sagrado Corazón tenían en Beauport, para luego ingresar a realizar su primer año de noviciado en Sainte Clotilde. Joven profeso de los Misioneros del Sagrado Corazón, hizo sus estudios de filosofía en Watertown, Estados Unidos y de teología en Québec, residiendo durante esos años en la casa más antigua de la Congregación de los Misioneros, a la sombra del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Tras se ordenado sacerdote en junio de 1955, el Padre Tardiff fue enviado a República Dominicana, donde fue uno de los fundadores del Seminario Misionero de San José de las Matas, en el que también fue profesor. En 1959 asumió la dirección de la revista Amigo del Hogar sobre la renovación de la Iglesia con el Concilio Vaticano II. Además fue el promotor de la imprenta que hoy se conoce con el mismo nombre. Años más tarde, el sacerdote se convirtió en superior de su Congregación en este país. En julio de 1973 enfermó de tuberculosis y tuvo que ser trasladado a Canadá donde tuvo un año de convalecencia. Entre 1974 y 1985 el Padre Emiliano dividió su tiempo entre el ministerio parroquial en Nagua, Sánchez, Pimentel, La Romana y San José de las Matas y la predicación de retiros de evangelización en todo el país y en el extranjero. A partir de 1985, el P. Emiliano empezó a recorrer 71 países de los cinco continentes como misionero. La interminable labor apostólica y evangelizadora del Padre Tardiff también abarcó la iniciativa de evangelizar a través de la televisión con la instalación de los estudios de Lumen 2000 en 1986. Además, el sacerdote publicó tres libros: "Jesús está vivo", editado en 22 idiomas; "Jesús es el Mesías" y la "Vuelta al mundo sin maleta". En 1982, el Padre Emiliano fundó la Comunidad Siervos de Cristo Vivo, dedicada a la evangelización, y que ahora cuenta con 17 comunidades entre Europa y América.


FALLECE EL P. TARDIF, GRAN PROMOTOR DE LA RENOVACION CARISMATICA Fundador de una comunidad, sus libros son auténticos best-sellers El 8 de junio pasado falleció a los 71 años de edad el padre Emiliano Tardif, el sacerdote canadiense que se convirtió en uno de los grandes promotores de la Renovación en el Espíritu en todo el mundo. Un infarto le cogió por sorpresa en la ciudad de Córdoba (Argentina), donde se encontraba predicando retiros de renovación espiritual. En septiembre de 1956, Emiliano Tardif llegó a la República Dominicana para convertirse en Misionero del Sagrado Corazón. Llegó a ser provincial de la congregación en Santo Domingo hasta que en junio de 1973 cayó enfermo, a causa de una aguda tuberculosis pulmonar. La enfermedad le obligó a regresar a Canadá para ser hospitalizado urgentemente. Después de varios exámenes médicos, los doctores le dijeron que necesitaría un año de tratamientos para poder abandonar el hospital. El padre Tradif recordaba en una ocasión: Después de que me hicieran todos aquellos exámenes, antes de que los médicos comenzaran sus tratamientos, vinieron a verme cinco personas de un grupo de oración carismático de Quebec. Rezaron por mí en la habitación del hospital y el Señor me curó en tres o cuatro días. Tras este episodio, el padre Tardif se dedicó a pro-fundizar en la Renovación Católica y a participar en sus En noviembre de 1973 recibió el carisma de curación que, según confesaba, fue para mí un estupendo instrumento del Señor para acompañar mi trabajo de evangelización. Regresó a Santo Domingo, aunque a partir de enton-ces comenzó a realizar viajes por los cinco continentes, convocando a miles de personas que se sentían atraídas por su carisma de curación, incluso corporal. Al mismo tiempo, fundó hace 22 años la comunidad de los Siervos de Cristo Vivo, que hoy se encuentra extendida en varios países de América y Europa. Según explica, Giovanna Monzo, que forma parte de la comunidad en Italia, el padre Tardif siempre decía que en el momento de su muerte, “lo primero que le preguntaría al Padre sería: “¿por qué curas a unos y no a otros?”. Es una prueba de la humildad de este hombre, la gran lección que nos ha dejado. Los libros del padre Tardif, entre los que destaca Jesucristo vivo y Jesús es el Mesías, están entre los libros más vendidos en Italia, así como en los países de lengua española, y francesa


Ha muerto el Padre Tardiff, "misionero de las curaciones" Padre Emiliano Tardiff, misionero del Sagrado Corazón de Jesús (MSC), conocido en todo el mundo por sus "Misas de Curación" durante las cuales se verificaban con frecuencia curaciones prodigiosas, murió el 6 de junio en Córdoba (Argentina), donde estaba predicando un retiro a 300 sacerdotes. Nacido el 6 de junio de 1928 en Quebec (Canadá), emitió los primeros votos el 8 de septiembre de 1949 y los perpetuos tres años después, siendo ordenado sacerdote el 24 de junio de 1955. Enviado de misionero a la República Dominicana, fue uno de los fundadores del seminario misionero "San José de las Matas", del que fue también profesor; dirigió la revista "Amigo del Hogar" y fue elegido Provincial de su Instituto. En 1973 la tuberculosis le obligó a regresar a su patria para recibir adecuada asistencia médica.

Después de la visita de un grupo de amigos del movimiento carismático católico que habían orado en su habitación del hospital, P. Tardiff se curó de modo inesperado, descubriendo que había recibido el don extraordinario de curaciones. A su regreso a América Latina, se estableció en Nagua, un barrio pobre de Santo Domingo, donde fundó numerosas escuelas de evangelización. Durante seis meses trabajaba como párroco y el resto del año viajaba por el país y al extranjero, guiando retiros espirituales y llenando iglesias y estadios donde celebraba la Eucaristía. Muy conocido en toda la América Latina y en el mundo francófono, P. Tardiff viajó por todo el mundo, visitando 71 Países. Hace tres años, cerca de 200.000 personas participaron en la Eucaristía celebrada en un campo de aviación de Polonia; hace dos años, en Líbano, la televisión nacional transmitió las misas de curación, suscitando gran emoción en todo el país. En todo lugar, las reuniones de oración seguían un esquema fijo: catequesis, Misa, procesión con el Santísimo Sacramento y oración de curación..

Sensible al uso de los medios de comunicación social para la evangelización, P. Tardiff participó en numerosas transmisiones de TV y escribió tres libros, traducidos en diversas lenguas ("Jesús está vivo" ha sido traducido en 22 lenguas). Con ocasión de sus funerales, presididos por el Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez en Santo Domingo, el Presidente de la Rep. Dominicana proclamó un día de luto nacional, recordando la sensibilidad, la profunda vocación pastoral y la solidaridad auténticamente cristiana del religioso. (Fides, 18.VI.1999)


El Padre Emiliano, profeta de Medjugorje El relato que sigue lo escuché del P. Emiliano Tardif en ocasión de una anterior visita suya a la Argentina. Fue después de la Misa y de su prédica en la Iglesia del Sagrado Corazón, en Barracas. Antes de la Misa, habíamos convenido que al finalizar la celebración podría entrevistarlo. Como era previsible, cuando concluyó la reunión las personas lo rodeaban y era acosado por pedidos de todas partes y de todo tipo, desde bendiciones hasta solicitudes periodísticas. Pese a todo tuvo la deferencia de acordarse de mí y apartándonos, pude lanzarle la pregunta cuya respuesta conocía indirectamente, por boca del Coordinador de la Renovación Carismática de Italia, Mons. Dino Foglio. La introducción que hice lo desconcertó. Le dije: -"Padre Tardif, le pediría que vayamos atrás en el tiempo, para situarnos en 1981." El P. Emiliano frunció el ceño. -"Sé que en mayo del 81 usted estuvo en Roma, en el encuentro de líderes de la Renovación. Algo pasó allí que tuvo que ver con Medjugorje", continué. Cuando pronuncié la palabra "Medjugorje" el P. Emiliano sonrió francamente. -"¡Oh, sí!", dijo, "fue exactamente el 16 de mayo de ese año." Para mejor ubicarnos en el tiempo, hacía apenas tres días que habían atentado contra el Santo Padre en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. -"El P. Tomislav Vlasic, de la orden franciscana, quien representaba a la Renovación de la entonces Yugoslavia, había pedido oración de sanación para la Iglesia de aquel país, seguramente en vista de los conflictos que existían con el gobierno comunista. Entonces, le pedimos al P. Tomislav que se adelantara y se ubicara en el medio del grupo para poder orar sobre él. En el momento de la oración recibí las palabras del Señor. Con total nitidez decía: "No te preocupes, dentro de poco enviaré a mi Madre". Quienes han conocido al P. Emiliano Tardif saben que el Señor le había regalado, entre muchos carismas y junto al de sanación, el don de la palabra de ciencia o de conocimiento, esto es, el mostrarle internamente, a veces en forma de locución -como fue en esa ocasión- lo que debía anunciar, fuese una sanación que Él estaba obrando en alguien, como una profecía. Esto último era lo que acababa de manifestar en su relato. Y agregaba, el Padre Emiliano: -"En ese momento yo no tenía la menor noción del alcance de esa profecía. Lo único que hice fue transmitir dócilmente lo que había recibido". Al mes siguiente, exactamente el 24 de junio de 1981, comenzaban las profetizadas Apariciones de la Santísima Virgen en Medjugorje, en donde se daría a conocer bajo el título de Reina de la Paz. Pero además, aquel franciscano que había pedido la oración de sanación para la Iglesia de Yugoslavia, el P. Tomislav Vlasic, habría de ser el párroco que sucedería al P. Jozo Zovko cuando éste, a raíz de su defensa de las Apariciones, fuese encarcelado por los comunistas. De aquel encuentro de Roma participaba, también, Sor Briege McKenna, otra gran carismática. Cuando oraban por el P. Tomislav tuvo la Hermana Briege una visión: lo vio sentado, rodeado de una multitud de jóvenes y una iglesia de donde fluía un río. Esto también se cumpliría. En efecto, la iglesia sería reconocida por la misma Sor McKenna años más tarde, en su visita a Medjugorje, como la parroquia de Santiago Apóstol. Por otra parte, el P. Tomislav tiene un gran ascendiente ante los jóvenes. Luego de haber sido guía espiritual de un grupo de oración -pedido por la Virgen- y constituido por gente joven, fundó -a partir de ese mismo grupo- una comunidad mixta, de hombres y mujeres, que sigue la espiritualidad de Medjugorje, y en la que fluye abundante la gracia de Dios. Regresando a la entrevista al P. Tardif, las preguntas que siguieron fueron dirigidas a la visita que, dos años después, hizo a Medjugorje. Ya para ese entonces el párroco era el mismo P. Tomislav. En palabras del P. Emiliano: " el P. Tomislav nos invitó a concelebrar la Misa vespertina (en ese viaje el P. Tardif estaba acompañado de Philippe Madre, diácono de la Comunidad de las Bienaventuranzas y de otro sacerdote canadiense). Más de 3.000 personas participaron de la Misa (era al tercer año de las Apariciones, en 1983). Oramos por los enfermos y hubo muchas curaciones, las personas daban sus testimonios y al siguiente día los que participaban eran ya más del doble. Las noticias, de cómo estaba el Señor sanando, corrían rápidamente". Pero, esas noticias llegaban también a los comunistas. El resultado: terminaron los tres en la cárcel acusados de ¡haber pertubado la paz! y de predicar sin autorización del gobierno y, finalmente, fueron expulsados de Yugoslavia. Cuando aún estaban en Medjugorje, la Madre de Dios, por medio de Marja, la vidente, le había dado su mensaje personal al P. Emiliano: "Donde vayas no dejes nunca de hablar de Jesús". Concluyendo el relato, el padre Emiliano me decía: "Como has visto, soy obediente y no dejo de hablar de Él." P. Emiliano Tardif, ministro del Señor por el Espíritu, estarás ahora ya no hablando de Él sino con Él. Con este recuerdo en homenaje del P. Tardif me uno a todos aquellos que dan gracias al Señor por tan gran sacerdote y celebran su victoria. Justo Antonio Lofeudo junio de 1999 El Padre Emiliano Tardif partió a la Casa del Padre el 8 de junio de 1999, cuando estaba en Córdoba impartiendo un retiro para 250 sacerdotes.


DEATH OF FR. EMILIANO TARDIF OF CHARISMATIC RENEWAL Founder of Community and Author of Best-Sellers BUENOS AIRES, JUN 10 1999 (ZENIT).- On June 8, Fr. Emiliano Tardif died at 71 years of age. The Canadian priest was one of the great promoters of Renewal in the Spirit throughout the world. He died of a sudden heart attack in the city of Cordoba, Argentina, while giving a retreat on spiritual renewal. Emiliano Tardif arrived in the Dominican Republic in September 1956 to become a Missionary of the Sacred Heart. Eventually he became provincial director of the congregation in Santo Domingo until June 1973, when he contracted acute pulmonary tuberculosis. His illness forced him to return to Canada for urgent hospitalization. After several medical tests, he was informed that he needed a year of treatment before he could be released from hospital. On one occasion, when referring to this moment in his life, Father Tardif said: "After they did all those tests, and before the doctors began their treatment, five people of a charismatic prayer group in Quebec came to see me. They prayed for me in my hospital room and the Lord cured me in three or four days." After this event, Fr. Tardif dedicated himself to the study of the Catholic Charismatic Renewal, and to participating in its retreats and conferences. In November, 1973, he received the charism of healing, which, as he said, "has been a wonderful instrument of the Lord for me to accompany my evangelization work." Although he returned to Santo Domingo, from this time onward he began to travel around the world, attracting thousands of people because of his healing charism. Twenty-two years ago, he founded the community of the Servants of the Living Christ, which today has spread to several countries of America and Europe. According to Giovanna Monzo, a member of the community in Italy, Fr. Tardif always said that at the moment of his death, "the first thing he would ask the Father would be: 'why do you cure some and not others?' " She asserts that this "is proof of the humility of this man, the great lesson he has left us." Fr. Tardif's books, outstanding among which are "Jesus Christ Alive" and "Jesus is the Messiah," are among the best-sellers in Italy, as well as in Spanish and French-speaking countries.


Oración por Curación Física
P. Emiliano Tardiff

Sugerimos que esta oración se lleve a cabo en un lugar solitario, apartado de toda distracción, teniendo la fe que el Señor nos escucha siempre que le hablamos.
Récese de manera lenta, en voz alta, haciendo propia cada frase:

Señor Jesús, creo que estás vivo y resucitado.
Creo que estás realmente presente en el
Santísimo Sacramento del Altar
y en cada uno de los que en Ti creemos.
Te alabo y te adoro.
Te doy gracias, Señor,
por venir hasta mí
como pan vivo bajado del cielo.
Tú eres la plenitud de la vida.
Tú eres la Resurrección y la Vida.
Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.

Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades
porque Tú eres el mismo ayer, hoy y siempre
y Tú mismo me alcanzas hasta donde estoy.

Tú eres el Eterno Presente
y Tú me conoces... Ahora, Señor,
te pido que tengas compasión de mí.
Visítame a través de tu evangelio
para que todos reconozcan
que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy;
y que se renueve mi fe y confianza en Ti.
Te lo suplico, Jesús.

Ten compasión de mis sufrimientos físicos,
de mis heridas emocionales
y de cualquier enfermedad de mi alma.

Ten compasión de mí, Señor.
Bendíceme y has que vuelva a encontrar la salud.
Que mi fe crezca
y me abra a las maravillas de tu amor,
para que también sea testigo
de tu poder y de tu compasión.
Te lo pido, Jesús,
por el poder de tus Santas Llagas,
por tu Santa Cruz y por tu Preciosa Sangre.

Sáname, Señor, sana mi cuerpo,
sana mi corazón, sana mi alma.
Dame vida y vida en abundancia.
Te lo pido por intercesión
de María Santísima, tu Madre,
la Virgen de los Dolores,
la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz.
La que fue la primera en contemplar
tus llagas y que nos diste por Madre.

Tú nos has revelado
que ya has tomado sobre Ti,
todas nuestras dolencias
y por tus santas llegas hemos sido curados.
Hoy, Señor, te presento en fe todas mis enfermedades
y te pido que me sanes completamente.
te pido por la gloria del Padre del Cielo,
que también sanes a los enfermos
de mi familia y amigos.

Has que crezcan en la fe,
en la esperanza,
y que reciban la salud
para gloria de Tu Nombre.
Para que tu reino
siga extendiéndose más y más en los corazones,
a través de los signos y prodigios de tu amor.
Todo esto te lo pido, Jesús,
porque Tú eres Jesús.
Tú eres el Buen Pastor
y todos somos ovejas de tu rebaño.

Estoy seguro de tu amor
que aún antes de conocer el resultado
de mi oración, en fe, te digo:
Gracias Jesús, por lo que Tú vas a hacer
en mí y en cada uno de ellos.

Gracias por las enfermedades
que Tú estás sanando ahora,
gracias por los que Tú estás visitando
con tu misericordia.
Amén.

Hogar del Niño Padre Fantino

E-MAIL [email protected]

Created Jun 9 1999. Last modified September 14 / 2003 *** God Bless America ! ***....